24 para uno de 20

Todas mujeres tenemos algún momento en que se nos antoja probar algo diferente… Yo me levanté una mañana con esta idea en la cabeza, y decidí salir con un chico de 20 años. No tenía a nadie específico en mente, así que le pedí a un amigo que me consiguiera uno (después de una relación de tiempo me daba un poco de flojera complicarme buscándolo yo misma).

Déjenme decirles que la vida trae sorpresas; y muchas veces se cumplen las leyendas urbanas de que “las cosas buenas vienen en frascos pequeños” y la famosa Ley de la L, o quizás yo solo fui una mujer extremadamente afortunada de poder regalarme una de las mejores noches de sexo de mi vida con este personaje.

Partiendo de esto,y de una conversación de amigas, esta es nuestra lista de razones para salir con un chico de 20 años:

  1. Excelente desempeño sexual
  2. Más energía
  3. Cosas que para nosotros son cotidianas, para ellos son increibles
  4. Les gustan las cosas nuevas, y disfrutan experimentandolas
  5. No se quejan tanto
  6. Todavía pueden cambiar muchos rasgos de su personalidad
  7. Te va a convertir en un objeto del que sentirse orgulloso, serás algo que echarle en la cara a sus amigos, un logro del que está orgulloso, no cualquier novia.
  8. Puedes tener las riendas en cualquier momento, situación o posición.
  9. No “son como son”
  10. Vas a escuchar cosas como “enseñame” o “nunca había hecho eso”
  11. Las hormonas son algo increíblemente beneficioso
  12. No hay problema con el éxito profesional, porque no les interesa tu trabajo
  13. Son MUCHO mas sociables
  14. Creen que siempre sabes lo que estás haciendo, aún cuando no es cierto
  15. Los cachorritos siempre son lindos y divertidos
  16. Hay algo tan sexy en la inocencia
  17. Usualmente tienen menos problemas traidos por relaciones anteriores
  18. Ya he hecho mención de esto pero el sexo suele ser INCREIBLE (es una cuestión de duración, frecuencia y estamina)
  19. Suelen sentir la necesidad de complacerte y demostrarte que saben lo que hacen, sobretodo en la cama.
  20. Definitivamente una persona de 20 años suele ser extremadamente divertida
  21. Todavía quedan miles de maneras de sorprenderlos
  22. Suelen ser un poco más sensibles y mejores escuchando
  23. No se si ya les dije, pero el sexo es INCREIBLE
  24. Suelen estar mas “fit” que los mayores….

PD: ya aprendí que la altura no importa en la cama…..

Un minuto para tu primera vez

Siempre va a existir ese misterio que rodea las primeras veces… no solo LA primera vez, cada vez que comenzamos a salir con alguien nos invaden los pensamientos de cómo será la primera vez que nos vayamos con él a la cama (o a cualquier lado más divertido e intrépido).

No, no SIEMPRE estamos pensando en eso cuando estamos con él, pero definitivamente es algo que tenemos que considerar. Y si, hasta a la más lanzada de nosotras le genera al menos una ligera preocupación el cómo saldrá todo en esa primera vez…

Yo les voy a contar una de mis “primera vez” para que se rían un poco, sin ánimos de ofender a nadie.

Conozco a este tipo, mayor que yo, con mucha más experiencia en el campo del sexo (al menos en número) y con un perfil bastante particular de chico malo que se acomodó en el camino, que definitivamente lo hacía sumamente interesante e intrigante en el caso de sus “habilidades de dormitorio”. Les juro que pase HORAS dándole vueltas a cómo sería, me imaginé una escena medianamente romántica, preparada y planeada, con un ambiente bastante sensual e intenso, perfecto para aprender algunos trucos, y experimentar esas cosas que los hombres mayores deben saber hacer y que los de 20 todavía no conocen… Les digo por adelantado me equivoqué… por completo

Todo comienza con un bar, mucho alcohol y una cantidad de situaciones totalmente fuera de control. Hablando, riendo y tomando como cualquier persona normal de mi edad… pero luego la noche se puso interesante. En el pasillo de mi casa (donde TODO el mundo podía haber visto cosa que OBVIAMENTE lo hacía todo más interesante) de repente… ERROR uno, se detuvo!!! Me dejó fría! un tipo mayor que yo y atrevido como debería haberlo sido se habría arriesgado a todo ahí… pero no pasó…

Así que la noche continúa en un motel barato de esos que existen en toda ciudad del mundo… ERROR 2! Tenemos más de 22 años! Ya no se supone que deberíamos ir a un motel barato!!! Pero admito que estos a veces suelen ser interesantes.

Me preparé para mantener una mente abierta y “aprender” algunas cosas nuevas, sentir y ver un increíble display de habilidades y trucos desconocidos para una chica que nunca había estado con alguien de “experiencia”. Las cosas se fueron calentando poco a poco, en un ambiente de desinhibición total (probablemente producto del alcohol que eliminó esa pena y vergüenza de primera vez) nos dejamos llevar y en medio de una EXCELENTE make out session nos tomó unos 10 segundos quedarnos sin ropa.

Este es el momento en que usualmente todo se pone mejor, cuando llegamos a ese nivel donde no podemos aguantar más, donde ya no hay pena, ni vergüenza, solo pasión y deseo. Estos momentos es una de las cosas que la vida nos regala cuando crecemos. Pues…

Déjenme decirles que mi sujeto de manos y labios habilidosos, que sonaba PERFECTO en papel no me dejó pasar más de 30 segundos en ese momento… si, como lo escuchan, 30 segundos, o vamos a darle un minuto… no, mentira 30 segundos. Pueden imaginarse ese momento, un preámbulo increíble, para un final literalmente increíble. La única forma que encuentro de ejemplificar mi sensación es ese momento en que comienza a salir agua caliente en la ducha, pero solo dura 10 segundos y volvemos al frío…

En ese momento pensé, bueno, puede ser el alcohol, quizás el segundo dura más y es mejor… el segundo nunca llegó, ronquidos me anunciaron que el segundo de hecho estaba bastante lejos.

Es rudo, y ofensivo, pero tiene que ser una de las peores experiencias sexuales de mi vida… creo que a todos nos ha pasado que nos dejamos llevar por falsas expectativas… y terminamos buscando la cámara escondida porque no podemos manejar tan gran decepción…

Vale acotar que nunca he tenido el corazón para decirle que su minuto nunca ha sido suficiente…