Hablemos de Infidelidad

Hay muchas razones por las cuales la gente engaña a sus parejas (así como hay muchas por las cuales NO lo hacen). Podemos decir que las razones dependen del sexo, las mujeres y los hombres son dos universos totalmente diferentes, y las razones por las que son infieles son igual de distintas.

Con el tiempo me he ido dando cuenta de que hay varios factores que son comunes a ambos sexos. La primera razón por la que la gente puede ser infiel es por puro y simple aburrimiento, para mantener esa “intriga” y esa “emoción” o mejor dicho para obtener cierto suspenso dentro de la relación (el hecho de que esto pueda parecer una razón estúpida no lo hace menos cierto).

Hay quienes engañan por dependencia, o mejor dicho para tratar de comprobar su condición de “independencia”; andar con alguien más (o con unas cuantas personas más) puede parecer como una demostración de lo independientes que somos de nuestra pareja, pero esto es solo un engaño, porque al final del día como TAN dependientes que no podemos dejarla.

También nos conseguimos a quienes engañan por simple confusión, un impulso del momento, una pérdida de control o incluso un no saber dónde están parados dentro de la relación.

Hay quienes lo justifican bajo la premisa de que “es muy fácil” es decir, sabes que tu pareja lo perdonaría (si es que llegase a darse cuenta), es aquí donde se pierde el respeto y la infidelidad se hace un hábito (cosa que he visto suceder DEMASIADAS veces).

Una razón que no se puede dejar pasar es la venganza, que cae básicamente en el mismo punto anterior: no hay respeto, tu me engañaste ahora yo me busco con quien hacer lo mismo.

La baja autoestima puede influir también… cuando la pareja hace que el individuo ya no se sienta seguro de si mismo, físicamente atractivo y deseable, este puede acudir a otros sujetos para confirmar estas cualidades sobre su persona.

Y por supuesto no podemos dejar de lado a todos aquellos adictos a la adrenalina que lo hacen únicamente por la emoción y el peligro de ser descubiertos.

Como habíamos mencionado hay varias razones (que están directamente relacionadas con las que ya dijimos) que dependen del género de quien engaña.

Las mujeres suelen engañar por:

  1. Falta de sexo: las mujeres quieren sentirse deseadas, la falta de sexo puede ser tomada como falta de deseo de parte de su pareja, y esto baja la autoestima entre muchas otras consecuencias y crea una serie de inseguridades que las pueden hacer recurrir a otra persona que no pueda mantener sus manos alejadas de su cuerpo.
  2. Simple necesidad de comportarse como “la chica mala”: lo cual puede estar comprendido dentro de la categoría del aburrimiento.
  3. Baja autoestima: el sexo hace que las mujeres se sientan más sexys, así que cuando no se sienten así, pueden ir a buscar sexo en cualquier parte.
  4. Venganza: no creo que esto necesite una explicación
  5. Falta de intimidad: No es solo el sexo lo que hace que las mujeres se sientan conectadas, son los besos, las caricias e incluso las largas conversaciones que todo hombre quiere evitar… si tu no se lo das a tu pareja, quizás alguien más si esté dispuesto.
  6. Falta de apreciación: toda mujer que NO sienta aprecio irá a buscarlo en otro lado.
  7. El sexo monótono: tener sexo no es suficiente, la rutina puede matar toda la pasión y que una persona extra ofrezca una ruptura de la misma suena como una perfecta vía de escape.
  8. Lo ven como una salida de emergencia: es más fácil establecer una nueva relación que modificar y arreglar una vieja.

En fin, si lo vemos en general las razones tienen que ver o con su lado emocional, su autoestima o la falta de comunicación; no tiene que ver directamente con el líbido. Por lo tanto la manera más fácil de evitarlo es mantener una comunicación eficiente y mantener “viva la llama” como dicen por ahí.

Por otro lado los hombres tienen razones diferentes…

  1. Genética: los psicólogos evolucionistas hablan de que el hombre tiene el adulterio en sus genes de forma de asegurar la supervivencia de la especie; y hay hombres que se escudan en esto.
  2. Su chica no les da suficiente sexo: aparentemente las relaciones largas bajan el sex drive de las mujeres y esto puede hacer que los hombres “se desvíen”
  3. Por Venganza: lo mismo que la mujer, ojo por ojo básicamente.
  4. El reto y la emoción: hay hombres que consideran a las mujeres como “trofeos”; hay quienes no pueden resistir la tentación de la persecución.
  5. Simplemente porque pueden: ojos que no ven, corazón que no siente. Hay hombres que piensan que pueden hacerlo sin que su pareja se entere, así que lo hacen sin problemas.
  6. Autoestima: nada hace crecer el ego como descubrir que otras mujeres también te desean
  7. Se presentó la oportunidad: es lo más básico, lo hacen porque tuvieron el chance.
  8. Una novia que no para de quejarse: peleas y quejas constantes frustran y el hombre busca un escape.
  9. Las mujeres se lo permiten: lo hacen porque saben que los van a perdonar fácilmente y que no habrán consecuencias.
  10. Ya su mujer no les excita (por mas horrible que suena esa palabra): o de una forma más coloquial ya no le tienen ganas a su chica.
  11. Falta de amor: creo que esto no necesita una explicación.

Básicamente un hombre es infiel porque no está satisfecho con su relación; en el caso de los hombres el engaño no es más que el reflejo de un problema más grande o una falta de sinceridad y dependencia que los hace seguir en una relación que no funciona.

La pregunta que queda es:

¿Los infieles son siempre infieles? O es una cuestión de problemas dentro de una relación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s