Rompiendo en las Redes Sociales

Hoy en día las redes sociales son el centro de la vida de muchos; son muy pocas las personas que no tienen mínimo una red social activa (Facebook, Twitter, Tumblr, etc) y esto evidentemente presenta un reto para las relaciones porque poco a poco mantener una “vida privada” se nos va haciendo más difícil, son muy pocas las cosas que podemos hacer sin que nadie se entere, porque si no publicamos las fotos siempre hay un imprudente con la capacidad de twittearlas, taggearlas en Facebook o montarlas en su Flickr.

Pero el reto no es solamente mantener la relación en paz con toda esta “exposición” a la que nos hemos tenido que acostumbrar. Ni el no dejar pistas de que le estamos averiguando la vida a alguien como les explicamos en nuestro otro artículo.

También es difícil saber que hacer cuando se acaba la relación…

Si romper con alguien era difícil la tecnología lo hace aún peor. Ya no basta con guardar todos los recuerdos del ex en una caja y ponerla bajo la cama, en el clóset o en cualquier espacio donde simplemente no la veamos más (a menos que nos provoca y enfrentémoslo chicas a veces nos provoca). Ahora hay que borrar todo rastro del susodicho de dos mil perfiles de redes sociales, porque no quieres que lo vea el próximo galán (o la próxima chica) que llegue a tu vida; puedes dejar una que otra foto por ahí, pero destageada como mínimo y JAMÁS en los Profile Pictures. Podemos omitir los comentarios en el Wall… después de hacer veinte mil publicaciones para que bajen en el perfil y no se vean!

Y por si el momento en que nos toca quitar el “Relationship Status” no fuera suficientemente incómodo (además de que NUNCA sabemos cuánto es el tiempo correcto de espera) la noticia le va a salir a Raimundo y todo el mundo y SIEMPRE llega un imprudente que pregunta “¿Qué paso?”, cosa a la que solo debería seguirle un comentario tipo: ¡¿pues no sé idiota quizás que la relación se acabo?!, pero que siempre reemplazamos por un “es complicado” o simplemente ignoramos, porque enfrentémoslo, NO HAY una manera cómoda de explicar lo que pasó, sin importar quien fue el culpable… No podemos simplemente decir “ya no me gusta” o “me fastidié”… menos “le monté cachos con 10 y me descubrió” y si es la otra persona la que nos bota (o la culpable) … pues ni modo la mayoría de las veces iría algo como “me dijo que necesitaba espacio, pero posiblemente quiere andar con otra”, “me dijo que ya no se sentía bien pero todos sabemos que esa no es la razón” o (la que si nos provocaría poner pero evitamos por respeto “el imbécil me montó cachos con 10 y fue tan animal que no supo hacerlo sin que me diera cuenta”.

NOTA: no queremos entrar en detalles de cuando fue con tu amiga, prima, hermana, etc. Porque eso ya es otro nivel.

Entendiendo que es complicado terminar en esta época de Redes Sociales, les dejamos unos consejos que los pueden ayudar con este proceso (el primero es abtenerse de comentarios inapropiados, morderse la lengua cuando quieran destruir a su expareja y evitar comentarios como los que mostramos antes, pero eso ustedes ya lo saben)

Evitar la tentación de coquetear públicamente: primero, es más obvio de lo que crees (para tu ex y para todos los que saben que acabas de terminar), segundo, no quisieras que fuera tu ex quien comienza a coquetear y tu tengas que verlo.

Nada de Twitts, Status, o Updates crípticos con frases, canciones o cualquier otra cosa que haga alusión a que te sientes mal o terminaste: esto solo va a generar que la gente pregunte que pasó, o simplemente te tenga lástima, y no creo que alguien quiera vivir generando lástima.

Piensa bien el momento en que le das “Unfollow” o lo borras de tus amigos: hay quienes no solo quieren cambiar su Status a “Single” si no que prefieren borrar a esta persona de su “vida cibernética” tómatelo con calma, si ya le hiciste daño a la persona terminando, no quieres darle una segunda cachetada eliminándolo además. Puedes borrarlo de inmediato si no te importa esta persona, o si fue el otro quien terminó (sobretodo si fue por infidelidad o problemas mayores); pero considera que no puedes arrepentirte, nada peor que tener que agregarlo de nuevo.

Tómate tu tiempo quitando el Relationship status: igual que en el caso anterior, no quieres darle dos golpes de una, eso si, tampoco queires darle la satisfacción de que sea la otra persona quien lo quita!

Tómate un tiempo de luto: incluso si estas emocionadísima (o) con haber terminado, es más prudente evitar compartir tu nueva vida por al menos unos días, para que tu ex no tenga que ver que tu estas teniendo la MEJOR noche de tu vida, porque incluso puede llegar a parecer desesperado, es decir que puede ser interpretado como que estas montando una pantalla de lo bien que estas. Por otro lado si fuiste tu el o la botada (o) es mejor alejarse un poco de las redes sociales para no encontrarnos con “sorpresas” o que se nos vaya la lengua.

Y por último una pregunta que nos da muchas vueltas en la cabeza ¿ahora que hago con los amig@s de mi ex? ¿los borro o no? ¿Les hablo?… todo depende; primero si ya llevaban mucho tiempo lo más probable es que ya sean tus “amigos” (recuerda que NO son tus amigos de verdad, eran amigos de tu ex y posiblemente si tienen que elegir sigan siendo sus amigos) por lo que no tendrías por qué borrarlos; ahora… si pasaron poco tiempo juntos, y solo cruzaste palabras con sus amigos adelante bórralos sin pensarlo mucho. Antes era tan fácil como dejar de verlos, pero tienes que tomar en cuenta que borrarlos puede ser un gesto un poco rudo y que te deje mal frente a ellos, lo cual podría ser herramienta para habladurías que lleguen incluso a ser trabas cuando conozcas gente nueva que por mala suerte también los conozcan a ellos, recuerda que entre cielo y tierra no hay nada oculto. Nuestra recomendación: déjalos ahí, total ni molestan, con ignorarlos basta.

NOTA: si de verdad te caen SUPER bien puedes seguir interactuando con ellos, solo espera un tiempo prudencial (un mes) para que no parezca que lo haces para restregarlo en la cara de tu ex pareja)

Teatro femenino (Historia de una Virgen)

Hoy me tomaré la libertad (bajo consentimiento de la perpetradora de estos infames, horribles, pero INCREÍBLEMENTE sorprendentes y graciosos actos) de contar uno de los descaros más grandes que he conocido en la vida y que posiblemente sea uno de los teatros más grandes que una mujer haya montado jamás, de hecho me atrevo a decir que son muy pocas las mujeres que están en capacidad de salirse con la suya en una situación como esta. Por eso a mi amiga la respeto, la admiro y me parece INCREÍBLE que lo haya logrado, pero es definitivamente la mujer más rata que he conocido, aunque después de esto haya decidido ser una santa… les dejo esta anécdota para que juzguen por ustedes mismos.

Para que se hagan una idea estamos hablando de una chica decente, muy tranquila, y que puede ser calificada como una santa, tenía un novio formal y una relación que puede ser calificada como estable, mentira… bastante estable.

Pero todos los que hemos sido partícipes del mundo de los campamentos de verano (al menos en Venezuela) que hemos sido objeto de burlas por parte de nuestros amigos por pasar dos meses cantando canciones sin sentido, siendo “felices” a fuerza,  manejando grupos de más de 40 niños y en fin siendo bastante gallos; sabemos que este mundo tiene una doble personalidad que se activa después de las 9:00 pm. Todo el que haya estado ahí sabe que después de las 9:00 pm todo guía/sub-guía/etc es soltero y se rige la vida por la regla de las Vegas “lo que pasa en las Vegas se queda en las Vegas”. Después de las 9:00 pm corre por el campamento el alcohol, los cigarros (si es que no se fuma algo más) y bueno… el sexo.

Volviendo a nuestra protagonista… se me había olvidado un pequeño detalle… ella era virgen, a pesar de tener 20 años.

Total es que la chica en cuestión (llamémosle Ana de ahora en adelante) conoce un chico que por alguna razón le gustó (ninguna de sus amigas ha logrado ver esta razón hasta el día de hoy) y se va dejando llevar de a pocos por el chico y a los pocos días se le olvida su novio, porque a fin de cuentas estaban de campamento, en otro estado y la consciencia se vuelve muda. Como pueden suponer, si siguen el hilo de la historia, Ana, nuestra intrépida protagonista (con ayuda y cubierta de su mejor amiga) termina dejándose llevar por el ambiente y teniendo relaciones con “el otro”, lo cual no representaría un problema tan grande de no ser porque (como ya mencionamos) era virgen…

Aquí es donde la historia se pone interesante, porque ¿Cómo haces para explicarle a tu novio que ya no eres virgen? ¿Le admites la infidelidad y tratas de recuperar la relación? ¿o mientes y eres inocente (y virgen) hasta que se demuestre lo contrario?.

Antes de ver cómo se resuelve este problema les cuento que además de esto Ana hizo que su mejor amiga pasara por el que posiblemente ha sido el peor momento de su vida. Le pide a su amiga que la acompañe a salir con su nuevo “novio”, teniendo mucho cuidado de no decirle a donde iban, y a este trío se une el mejor amigo del “novio”, por lo que la situación no pinta muy bien para la “amiga”, quien por cierto también era virgen para el momento… La situación no pinta bien porque nuestra querida Anita iba a un hotel, y si, hizo que su amiga pasara horas en la habitación de al lado (al menos no fue en la misma) con un tipo que quería lanzársele encima y con quien ella no quería ni compartir palabra (hemos de premiar la fidelidad de esta amiga que sigue hablándole!!!).

Ahora bien… de vuelta al centro de la historia, Ana no decidió por ninguna de las opciones que mencionamos antes, al menos no en un principio… Ana toma la salida inteligente (ayudada por el remordimiento e consciencia) y termina con su novio (el legal) y se empata con su nueva adquisición… pero las cosas no podían ser tan fáciles, porque al llegar de vuelta a la ciudad la distancia complica la relación con el nuevo novio, así que esto también se termina, y es ahí donde la historia vuelve a ponerse interesante porque nuestra querida Ana decide volver con su novio N°1, quien sigue sin tener idea alguna de la existencia de alguien más y mucho menos cruza por su cabeza que Anita ya no es virgen.

Es aquí donde viene el acto más descarado de toda esta historia, nuestra protagonista que solía ser una chica bastante recatada decide tener relaciones con su novio. Comencemos por el hecho de que tuvo que ser ella quien sugiriera la opción de un hotel, porque el pobre inocente no tenía idea de cómo manejar la situación con su santa y recatada novia.

Pero esto no es lo más grave, el verdadero descaro es el momento en que nuestra intrépida amiga decide fingir su virginidad… si, así como lo leyeron FINGIR SU VIRGINIDAD actuando como actúo cuando de verdad la perdió (sin poder dejar de “tomar el control” de alguna forma porque tenía más experiencia) y no contenta con esto cuando el novio le pregunta ¿por qué no te dolió tanto? Pues Anita se abrigó en la respuesta más vaga, sin sentido y tomada de un mito urbano: “a mí me dijeron que a veces las chicas que montamos a caballo podemos sufrir menos dolor por el ejercicio al que estamos acostumbradas” ¡DIOS! ¿No les parece la excusa más vacía del mundo? Yo estoy totalmente convencida de que solo funcionó por las circunstancias en las que se usó y quizás por la inocencia del sujeto en cuestión, y ¡por el simple hecho de que a NADIE se le ocurre que alguien pueda fingir su virginidad!!!

Tengo que admitir que admiro a “Ana”, por su capacidad de ser tan descarada y haberse salido con la suya… Me parece la mujer más rata que conozco y un tanto cínica si se puede llamar así… Mi amiga es una santa hoy en día, de verdad lo es, pero eso no evita que todas la tengamos como punto de referencia para lo rata que cada una de nosotras puede llegar a ser. Esto solo demuestra que en esta vida podemos ser víctimas de cualquier mentira, hasta de la que menos nos imaginamos y de la persona de la que menos lo esperamos. Así que chicos, chicas, no importa la cubierta, todos tenemos algo de culpables detrás de esta máscara que usamos a diario, aprendan a verlo, prevenirlo, pero sobretodo a disfrutarlo, porque les juro que Ana no se arrepiente de ninguna parte de toda esta historia.

Salir con uno mayor

El otro día estaba en una posada pasando un buen fin de semana con mi novio cuando de repente entra al comedor una pareja donde la chica tenía aproximadamente 25 años y el hombre no bajaba de los 45. No pude evitar que lo primero que viniera a mi cabeza es el concepto que los estadounidenses conocen como “Sugar Daddy” es decir una chica que se busca un hombre mayor por mero interés (porque honestamente el tipo no era nada impresionante, mientras que su ropa y su camioneta si llamaban la atención)

Habiendo superado este “estigma” social comencé a darle vueltas a la cosa y me quedé con la pregunta de: ¿Qué buscan las mujeres jóvenes en hombres que bien podría ser su padre? Porque, si bien hay quienes se acercan a un hombre mayor por interés, por la posibilidad de ascenso social y la estúpida idea de buscarse alguien que las mantenga y las “represente”, hay mujeres que se enamoran de hombres 15 y 20 años mayores que ellas, de hecho hay quienes se enamoran de este tipo de hombres aún cuando no tengan ninguna ventaja económica o social que ofrecerles, derrotando así el concepto del “Sugar Daddy”.

Los estudios demuestran que los hombres prefieren estar con mujeres más jóvenes y las mujeres prefieren hombres mayores, sobretodo porque son chicas que necesitan de alguien que las haga sentir seguras.

De hecho, los estudios demuestran que son cierta clase de mujer quienes prefieren este tipo de relaciones: aquellas que tienen mayor diferencia de edad con sus padre, que adoren a su padre y lo considere un modelo a seguir. También es cierto que las chicas que suelen escoger estas relaciones son chicas inseguras que tienen baja autoestima y tienden hacia la depresión.

Las razones para escoger este tipo de hombres dependen de cada mujer, aquí les dejo con las que más me he encontrado en la vida:

Seguridad: los hombres mayores suelen ser más seguros, “saben lo que están haciendo” y esto le da a la chica menor una sensación de seguridad y protección. Algunas mujeres necesitan una “protección paternal” (esto no necesariamente representa una patología)

Posición económica: esto puede o no ir de la mano con la concepción de que las chicas menores buscan un “Sugar Daddy” que las mantenga… pero no siempre es así, quizás no buscan alguien que las mantengan, pero admiran los logros de este hombre mayor que tiene ya una posición hecha. Agregando por supuesto las posibilidades que esto implica para el crecimiento propio.

La Experiencia: no estamos hablando solo del plano sexual, estamos hablando de que hay mujeres que sienten cierta admiración por quienes les enseñan y tienen mayores conocimientos que ellas, mujeres que toman o no una posición sumisa y dejan que alguien más les diga como vivir sin errores, o que haya quien les aconseje cuando los cometan. Por supuesto a esto vienen sumado el interés por la presunta experiencia sexual y el conocimiento del cuerpo femenino que supone una capacidad de “tocar los botones correctos” y proveernos de una experiencia sexual inolvidable.

Tengo que confesar que NO ENTIENDO a estas mujeres, estuve con un hombre 8 años mayor que yo y la verdad ha sido la relación más complicada de mi vida. Quizás es una cosa de personalidad, o quizás simplemente escogí mal, porque después de una relación de este tipo lo que yo encontré es que su posición económica no me brindaba NINGÚN beneficio ni crecimiento propio, ni siquiera en la quincena había dinero para ir al cine (a pesar de tener una posición privilegiada dentro de una empresa)

Si hablamos de seguridad OLVÍDENLO, en mi vida había conseguido alguien tan inseguro de si mismo, comenzando por el hecho de que la diferencia de edad aparentemente lo intimidaba (siendo yo la menor esto es simplemente estúpido) necesitaba la constante aprobación de la gente a su alrededor y no era capaz de entrar a mi casa, conocer a mi familia y socializar con ellos sin que fuera un drama… Ni hablar de que era incapaz de relacionarse con los amigos de mis hermanos (que eran de su edad) y su forma de lidiar con los conflictos era escondiéndose de ellos (como hace toda persona insegura).

Y bueno… la experiencia… creo que si lo tomaba como referencia para resolver los problemas que se me presentaban iba a destruir mi vida y en lo relativo a la experiencia sexual pues podía morirme de hambre antes de aprender algo (lean acá y entenderán por qué).

Creo que NUNCA me habían decepcionado de tal manera, me sentí como comprando productos de infomerciales, que en pantalla se ven imposibles de creer y cuando nos llegan nos damos cuenta de que en realidad era INCREÍBLE porque no funcionaban ni cerca de cómo lo mostraba la pantalla.

Si bien es cierto que las chicas quieren alguien que tenga más que sexo oral en su cabeza, que sean hombres que conozcan cada punto sexual de su cuerpo y como explotar estos conocimientos, también es cierto que no todos los hombres mayores ofrecen eso; para muestra los dos con los que he tenido la oportunidad de compartir.

Desde mi experiencia les dejo varias conclusiones:

Un hombre mayor no es que sepa “tratarte mejor” es que conoce todas las mañas y formas de “hacerte sentir bien” sin que te des mucha cuenta de cómo son las cosas en realidad.

Un hombre mayor sabe lo que quiere y cómo obtenerlo, muchas veces para desventaja de la chica.

Un hombre mayor tiene más experiencia, por lo tanto más formas de hacer las cosas y esto puede jugar a tu favor o en contra porque también conoce más formas de salirse con la cuya.

Los defectos de un hombre mayor son los mismos de un chico joven, solo que el mayor sabe ocultarlos, con el joven al menos recibes lo que pagaste.

No digo que todos los hombres mayores son malos, no digo que este tipo de relaciones son viciosas y juegan en contra de la chica. Solo digo que hay que tener más cuidado, porque las cosas no siempre son como las vemos, y la experiencia en la vida nos ayuda a ocultar los defectos… es igual que cuando las chicas aprendemos a maquillarnos, usar sostenes con push-up y vestirnos de tal o cual manera para vernos más flacas (sumado el tinte de pelo, la plancha, secador y cualquier otro instrumento que nos ayude a vernos “mejor”) los defectos, el pelo rulo, las arrugas y los rollitos siguen ahí, solo que la vida nos ha dado las herramientas para ocultarlos.

Errores de las chicas de hoy

Esta mañana me levante preguntándome… cómo es que muchas chicas piensan que si se visten y se comportan como zorras (mujeres fáciles) los chicos las van a comenzar de una vez, interesarse seriamente y quien sabe quizás invitarlas a salir…

Es cierto que hay ciertos hombres a los que les gustan las mujeres fáciles, eso nadie lo puede negar, pero estos no son los hombres agradables con los que en verdad quieren estar las chicas. Estos hombres que prefieren las mujeres fáciles son aquellos que (quizás no son malos hombres) pero que en ese preciso momento están buscando es irse a la cama rápido (que usualmente no será una experiencia increíble), que posiblemente han hecho lo mismo con muchas chicas, posiblemente no te llamen más nunca, y eso sería salir bien parada, porque de la promiscuidad normalmente deviene alguna enfermedad de transmisión sexual que te va a dejar como regalo.

Lo que hacen estas chicas es (si saben que tienen buenas piernas) se ponen una falda tan corta que muestran un poco (mucho) más que las piernas, o si tienen un buen busto (o pagaron por un par de lolas bien puestas) se ponen un escote donde ya no dejan nada a la duda o la imaginación (agreguemos a quienes NO lo tienen y lo logran con asesoría de La Senza, Victoria’s Secret, etc, no cual es válido), cayendo así en la exposición accidental (o no tan accidental) conocida como picones o (no tengo un nombre en español) “Nipple Flashing”. Estas son las chicas que los hombres notan en medio de una multitud… pero ¿qué notan? Ven exactamente una chica fácil.

Lo que nadie les dice a estas chicas es que sus atributos son tan obvios que son mucho menos impresionantes de lo que deberían ser, es algo así como el hecho de que a nadie le sorprenda ya que Diosa Canales se desnudo para tal o cual cosa, de hecho se nos hace anormal y fuera de lo cotidiano verla vestida y llega un punto en que un anuncio de un desnudo de una chica como ella no sorprende a nadie. Lo mismo que ocurría con Larissa Riquelme en la Copa América.

Siempre será más sexy aquella mujer que muestra poco, que tiene un aura de misterio… aquella mujer que parece difícil de obtener es la que termina despertando el interés por un tiempo más prologando. A las que muestran todo basta una mirada superficial para que no haya más nada que averiguar.

Hay otros gestos que algunas chicas usan para llamar la atención que a muchos de los hombres que conozco les parecen increíblemente atorrantes. Hablamos por ejemplo de esas mujeres que se ríen en un tono de voz EXAGERADAMENTE alto y agudo, básicamente como una hiena, y cuya risa además es totalmente injustificado. Nadie dice que no te rías con fuerza, ganas y empeño ante un buen chiste, situación graciosa o momento simpático; pero si ves que más nadie se está riendo la exageración está de más y totalmente fuera de lugar.

Otro comportamiento estúpido que los hombres no comprenden y los ahuyenta (y aplica DEMASIADO en Venezuela) es la obseción con ciertas modas que simplemente no van con el ambiente, clima y país en general. Comencemos por el hecho de que vestirse igual que otros 10 millones de mujeres no te hace resaltar en medio de la multitud, además que chicas la mayoría de los hombres NO SABEN de moda (y aquellos que saben son el tipo de hombre que no quieren atraer porque van a tener muchos “amigos”) osea que están vistiéndose para impresionar a otras chicas en realidad. Además tengan en mente que hay modas que NO SE ADAPTAN a un clima tropical, por ejemplo botas con peluche tipo invierno, chaquetas extremadamente gruesas, calentadores, guantes, entre muchas otras piezas que podemos ver a diario en la calle y no entender que hacen en un país con un clima promedio de 25 °C; aprovechen que vivimos en un país donde puedes usar a diario faldas, shorts, vestidos y demás y guarden su ropa de invierno para viajes.

Recuerden chicas: la inteligencia y el humor es lo que mantiene relaciones, después de cierta edad es lo único que queda; si dos personas no saben que decirse se aburren y se acaba la relación. Lo que les estoy diciendo chicas es que es bueno de vez en cuando leer algún libro para estar en capacidad de mantener una conversación coherente, a nadie le duele leer prensa, informarse y menos hoy en día que es tan fácil mantenerse actualizadas… anímense a separarse un poco de la televisión y así no solo van a tener temas de conversación si no que van a aumentar el doble sus posibilidades de conocer chicos que valen la pena

Mujeres Bipolares

Dicen los hombres que las mujeres somos bipolares, histéricas, locas, descontroladas, inestables y demás… el problema es que les encanta cuando ese descontrol, inestabilidad y emocionalidad juega a su favor (es decir esos días en que NADA nos importa y somos capaces de brincarles encima y básicamente comérnoslo en público).

Lo que no han entendido es que las mujeres somos bipolares hasta con nosotras mismas, que suele manifestarse inconscientemente cuando nos levantamos de la cama, nos arreglamos y nos vemos en el espejo, porque cualquier día de la semana, con las mismas ojeras, ropa e intentos de ocultar las desperfecciones con maquillaje; podemos ser increíblemente bellas, o terriblemente feas.

¿Ven que estos desórdenes no solo juegan contra el género opuesto?, TODO es culpa de las hormonas femeninas y lamentamos informarles que aunque a veces podemos respirar profundo y controlarlas… la mayoría del tiempo no hay respiración, meditación o terapia que pueda ponerlas a raya.

La bipolaridad es un desorden psicológico (o psiquiátrico) que se caracteriza por cambios extremos de ánimo, energía y habilidad para funcionar… las mujeres NO SOMOS BIPOLARES, somos HORMONALES, PASIONALES Y EMOCIONALES, y decirnos que parecemos bipolares solo puede hacer el descontrol mayor. Es cierto que nuestras emociones están a flor de piel, y que muchas veces el SPM (Síndrome Pre-Menstrual) llega para hacerle la vida triste a cuanto hombre se cruce en nuestro camino.

Yo sufro de esto con poca frecuencia, pero es normal ver a mujeres vivir una montaña rusa emocional durante lo días cercanos a su menstruación, porque las hormonas juegan con nuestra cabeza, nuestras emociones y hasta con nuestro ciclo de sueño (omitiendo los dolores infernales, cambios de temperatura y la sensación de incomodidad constante que implica 5 días de sangramiento continuo).

No quiero justificar esta particularidad femenina, solo explicarla.

Chicos, las mujeres NO somos bipolares, solo vivimos con más intensidad nuestras emociones… solemos ser más sensibles porque no tenemos una sociedad presionándonos desde nuestro nacimiento para que seamos más duras, rudas y menos sentimentales… a las chicas NADIE les dice que “las mujeres no lloran” por eso tenemos completa libertad de estar en total contacto, relación y dependencia con nuestras emociones.

Si, es cierto que podemos estar brincando de felicidad un día (por no decir un momento) y al día siguiente caminar por la vida como Igor (el burro de Winnie de Pooh) con una nube gris y una lluvia constante sobre nuestras cabezas… pero déjenme darles un tip… hombres: si ustedes no logran espantar esa nube gris de la cabeza de la chica con la que están, son ustedes los que están haciendo algo mal (a menos que sea una fuerza mayor).

Por otro lado cumplo con informarles que ese “torbellino emocional” y ese “sentimentalismo extremo” es lo que nos impulsa también a hacerles todas esas sorpresas tontas, planear esos escapes repentinos y gestos de cariño que a muchos les encantan. De hecho es esa pasión descontrolada la que hará que tu novia súper recatada se desate, se coloque esa ropa interior de encaje que tanto les gusta y se atreva a llevar a cabo cualquier locura que te atrevas a pedir en voz alta.

Estas mujeres “bipolares” son una pesadilla y un sueño a la vez, son tan intensas que pueden acomodarte el día como podrían arruinártelo por completo, que no les importa hacer una escena terrible de gritos, celos y reproches en público, pero tampoco se mide al momento de complacerte en todo lo que quieras y puedas pedir. No se olviden que las cosas no son blancas y negras, todo tiene un lado malo y uno bueno.

Entendemos que los vuelve locos que una mañana su chica se levante de la cama muriendo por comerlos a besos, todo sea maravilloso y lleno de sorpresas; y que al día siguiente sea diferente, desganada, o simplemente mal humorada. El asunto es que ahí es donde ustedes chicos deben actuar de forma inteligente (recomendado por una mujer) y no resaltar lo malo, evitar POR COMPLETO hacer referencia a esto y tomar el comportamiento totalmente opuesto… ser ustedes los que la quieren comer a besos, la llenen de sorpresas y la traten de las mil maravillas, esta estrategia será mil veces más efectiva que la confrontación y les dará resultados mucho más placenteros.

El asunto chicos es que no podrán evitar que sus chicas sean bipolares, histéricas y emocionales; lo que pueden evitar es que esto juegue en contra de ustedes. Todas las mujeres vamos a tener descargas emocionales, lo que no se puede permitir es que se vuelvan adictas a ellas, y esto es tanto labor de las chicas en cuestión como de los hombres que las acompañan, porque depende de ellos no responder a estas descargas emocionales, recuerden muchachos si un comportamiento es ignorado poco a poco se irá extinguiendo, así que son ustedes quienes tienen que mantener la calma y la cordura… ¿Saben ese sentimiento incontrolable de deseo cuando ustedes comienzan a pensar con sus hormonas? Bueno a las chicas les ocurre lo mismo, solo que el descontrol es emocional…

Por último los dejo con estas frases que NO pueden utilizar contra mujeres de este tipo y el por que:

  • Cálmate (vas a obtener una reacción totalmente opuesta)
  • Estás histérica (te va a tocar ver lo que es “histérica” de verdad)
  • Pareces Bipolar (volverás a provocar un ataque de histeria)
  • No entiendo qué te pasa (hay mil formas más de preguntar cuál es el problema, esta NO es una porque acá te vas a quedar sin saber que pasa y vas a recibir unos cuantos gritos)
  • ¿Tienes la regla? (lo más probable es que sí, y si es así las hormonas estarán al máximo y creeme, no quieres pelear con sus hormonas)
  • Que #$%& tu síndrome premenstrual (lo mismo de arriba, pelear con las hormonas NUNCA es una buena idea)
  • Estas hablando tonterías (si consideras tonterías sus problemas, mejor no estés con ella)
  • Esto es una estupidez (quizás para ti, quizás para ella sea diferente y que tu consideres sus problemas estúpidos hará que ella te considere a ti estúpido)
  • ¿De verdad estas molesta por algo tan insignificante? (lo mismo de arriba, solo que ahora eres insignificante)