Errores que se vuelven sombras

Shadow-Walking-a22282041 Hace pocos días me llegó un comentario que me llegó directo al hueso de la romántica empedernida que llevo por dentro. Y solo les voy a colocar las primeras palabras: “Yo tengo un amor épico! solo que, al parecer no es nuestro tiempo”

Cuando leo cosas como estas no puedo hacer si no dos cosas, una suspirar y rogarle al universo que por favor le de a estas dos personas “su tiempo” porque alguien que hace un comentario tan sincero en un medio tan público no merece menos que eso.  Y después suspirar y recordar la única relación que he destruido y el cómo me arrepiento.

No les puedo negar que soy feliz dentro de mi relación actual, pero siempre he pensado que llevo una especie de peso conmigo que siempre será mi sombra, y que como buena sombra siempre estará ahí. A veces la veo, otras se esconde, pero es inevitable que me persiga.

Cuando tenía 18 años tuve la que puede ser clasificada como la relación más fácil de mi vida. Simple, sincera, sin muchas complicaciones, con solo dos peleas  unos suegros fantásticos y un chico al que toda mi familia adoraba. Lamentablemente tenía 18 años y al parecer no era nuestro tiempo, porque la madurez (o mejor dicho la inmadurez) no permitiría que la relación funcionara. Ok, pido disculpas MI inmadurez no permitiría que la relación terminara.

Dos veces me asusté, quizás porque era solo mi segundo novio, quizás porque no tenía ni 20 años, quizás porque así tiene que ser la vida, o quizás porque era increíblemente estúpida, y las dos veces destruí la relación más sólida y perfecta que mi círculo social había visto. Éramos esa pareja que todos quieren ser porque “son perfectos”, lamentablemente yo no era perfecta, de hecho no soy perfecta y terminé siendo infiel a la persona que hoy en día veo como una de las personas más perfectas para mi.

Les puedo decir que lo que más me dolió además de que terminara la relación fue que se enteró a través de una de mis supuestas mejores amigas. La crisis más grande fue no saber qué hacer con mi amiga… cómo verla a la cara y perdonarle esto.

article-new_ehow_images_a02_6d_u5_cope-broken-heart-800x800La realización de que había perdido una de las personas más importantes de mi vida vino mucho después, porque él no vivía en Venezuela para ese momento. Les cuento que hasta el día de hoy me duele recordarlo. Y si pudiera pedir algo pediría que me perdonara, no volver con él, pero saber que me perdona ese error.

Hacía mucho tiempo que no se publicaba nada en este Blog, y volvemos al aire con esto, para que nunca olviden que las cosas muy fáciles van a ser las más difíciles se superar cuando ya no las tengan. Es increible como a veces dejamos que lo mejor que hemos tenido se nos vaya por un capricho, pero bueno, como siempre decimos a veces las mujeres somos un universo paralelo.