Mi Amigo es Perfecto

principe-azul1-e1344349466796Todas tenemos ese amigo en la vida que a nuestros ojos es “perfecto”, lo normal es que tenga novia (porque es imposible que una persona así ande soltera por la vida, y si lo está dura tan poco el espacio que se hace difícil aprovecharlo). Es como ese personaje de How I Met Your Mother con el que Ted siempre ha querido un chance pero su soltería solo dura días (o quizás horas), o cuando si él está libre es porque “necesitaba espacio de su relación casi perfecta donde la otra mujer (a la que odias por hacerle daño a tu amigo adorado del alma) lo destruyó. Y si el está 100% libre lo más probable es que tu no, cayendo en el mismo ciclo.

Enfrentémoslo mujeres, todas tenemos un amigo al que le tenemos unas ganas terribles, pero este es diferente, a este le tienes cariño, este es el tipo que cumple con la lista de las 999999 cualidades que tiene que tener nuestro “hombre perfecto”.  Claro que sabemos que tiene sus defectos, pero ellos no importan porque nunca hemos podido verlos (o hemos sido capaces de ignorarlos).

Usualmente ni siquiera es tu mejor amigo, porque cuando están a solas a veces la situación se vuelve incómoda por tu constante desespero de no mostrar que te derrites por el tipo que ni modo.

Es el amigo que piensas presentarle a todas tus amigas cuando necesitan un príncipe azul, pero lo cierto es que solo quieres hacerlo porque no tienes las bolas y la capacidad de armarte de valor y lanzártele encima en una última movida súper desesperada.
El tipo es tan perfecto que siempre está ahí para decirte las palabras que necesitas oír cuando tienes un problema (hasta con tu novio) , apoyarte cuando necesitas un empujoncito extra. Y su condición de ser humano ideal es tan extrema que de momentos te hace ver a los lados y pensar “¿Por qué ninguno de los manganzones que tengo alrededor son como él?”, en esos momentos llegarás incluso a prometer que la próxima te buscas alguien más como él, pero todas sabemos que te arrejuntarás con el primer error que se cruce por tu camino.

Desde donde yo lo veo tienes dos opciones:

  1. Te armas de valor y te le lanzas encima en una movida desesperada.
  2. Te resignas a no hacer nada y pasas al próximo peor es nada que caiga en la trampa solito.

Mi consejo: lánzate con la primera opción porque este tipo al que llamas “amigo” posiblemente es tan terriblemente comprensivo, emocionalmente inteligente y asertivo que si te va a rebotar lo hará de tal forma que te curará todo el despecho de un golpe, porque este personaje SI entiende el universo paralelo que somos las mujeres y si no al menos se romperá la espalda para verte feliz.